5 señales esenciales para enseñar a tu perro

5 señales esenciales para enseñar a tu perro

Tu perro es tu mejor amigo, pero ¿para tus familiares o vecinos?. Todos los perros necesitan un poco de entrenamiento de obediencia para vivir de manera segura con otras personas y mascotas.   

Conocer estas 5 señales básicas y esenciales para enseñar a tu perro, puede ser útil para abordar conductas problemáticas, ya sean existentes o que puedan desarrollarse en un futuro. 

¿Por donde empezar con el entrenamiento de obediencia?

Puedes empezar a trabajar con tu perro en casa, ¡será divertido para ambos!. Para reforzar esta practica también puedes tomar algunas clases en nuestro centro, te ayudarán a construir y consolidar estas señales básicas. Además, las salidas son muy divertidas y ayudan a los perros a ser sociables.

Sentarse

Esta es una de lar señales de obediencia para perros más divertida y fácil de enseñar, te recomendamos que empieces por ésta ya que ayudará y será la base para otras señales que le enseñes posteriormente.

  • Mantén una golosina cerca de la nariz de tu perro.
  • Mueve tu mano hacia arriba y sigue la golosina con tu cabeza, haciendo a la vez que el trasero de tu perro baje.
  • Una vez que se haya sentado, dile «Siéntate», dale el premio inmediatamente y felicítalo afectuosamente.
  • Repite esta secuencia dos o tres veces al día hasta que notes que tu perro ya la domina.

sentado

Para reforzar esta practica, puedes pedirle a tu perro que se siente, por ejemplo: antes de ir a comer, antes de salir a caminar o en situaciones en las que te gustaría que estuviera sentado y tranquilo.

Ven

Esta orden puede ayudarte a que tu perro se mantenga fuera de problemas y vuelva a ti, imagina que se escapa de la correa o por un descuido te dejas la puerta de casa abierta.

  • Ponle su correa y collar.
  • Bajate a su altura y dile «Ven», mientras tiras muy suavemente de la correa. Cuando llegue a ti, recompénsalo con cariño y dale premio. Una vez que lo domine con la correa, quítasela y practica esta señal en un área segura y cerrada.

ven

Túmbate

Esta señal puede ser una de las más difíciles en tu entrenamiento de obediencia canina. El motivo: la posición que toma es de sumisión, y puede ser incomoda para él si no está acostumbrado. Cuando vayas a practicarla es importante que en ese momento tu perro éste relajado.

  • Escoge una golosina que huela muy bien para él y mantenla en tu puño cerrado. Coloca tu mano sobre el hocico de tu perro. Cuando la olfatee, baja tu mano hasta el suelo, para que él la siga.
  • Luego, mueve tu mano por el suelo frente a él para animarlo a seguir tu mano con su cabeza y su cuerpo hasta que se tumbe.
  • Una vez que esté tumbado, dile «Túmbate», dale el premio y felicítalo.

tumbado

Repítelo varias veces al día. Si tu perro trata de sentarse o se lanza hacia tu mano, dile «No» y retírala. No lo empujes y fuerces a que se siente , y anímalo a cada paso que tu perro dé hacia la posición correcta, está trabajando duro para entender esta señal.

Quieto

Antes de intentarlo, asegúrate de que tu perro haga la señal «Siéntate» correctamente.

  • Primero, pídele a tu perro que se «siente». Luego, abre tu palma de la mano frente a él y dile «Quieto».
  • Retrocede unos pasos y si se queda quieto, recompénsalo con una golosina y mucho cariño.
  • Aumenta gradualmente la cantidad de pasos que das antes de darle el premio.
  • Siempre recompensa a tu cachorro por quedarse quieto, incluso si es solo por unos segundos.

Este es un ejercicio de autocontrol para tu perro, así que no te desanimes si tardas un poco más en dominarlo, especialmente en cachorros y perros con mucha energía. Después de todo, quieren moverse y no quedarse sentados esperando.

Suelta

Esto puede ayudar a mantener a tu perro a salvo cuando quiera coger algo que pueda ser peligroso del suelo. El objetivo es enseñarle a tu cachorro que lo que le das es aún mejor que el objeto que le ha creado tanta curiosidad.

  • Ponte una golosina en cada mano.
  • Muéstrale un puño cerrado con la golosina dentro y dile: «Suelta».
  • Déjalo que te lama la mano, que huela, incluso que ladre para tratar de conseguirlo, e ignora estos comportamientos.
  • Una vez que deje de intentarlo, dale la golosina de la otra mano.
  • Repite hasta que tu perro se aleje de este primer puño cuando digas: «Suelta».
  • Luego, dale a tu perro la golosina solo cuando se aleje del primer puño y también te mire.
  • Una vez que tu perro se aleja constantemente del primer premio y te mira a los ojos cuando pronuncias la señal, estás listo para llevarlo a un nivel superior. Para esto, usa dos golosinas diferentes: una que le guste mucho y otra que sea su favorita.
  • Di “Suelta”, coloca la golosina que menos le gusta de las dos en el suelo y tápala con tu mano.
  • Espera hasta que tu perro ignore esta golosina y te mire. Luego retira ese premio del suelo, dale su premio favorito y felicítalo de inmediato.
  • El siguiente paso empieza de la misma forma, colocando la golosina menos sabrosa en el suelo … pero esta vez, no la cubras completamente con la mano, en su lugar, mantenla un poco por encima de la golosina, mueve tu mano  con la lentamente y ves colocando tu mano más y más lejos hasta que esté un poco por encima.

¡Ahora está listo para practicar contigo de pie! Sigue los mismos pasos, pero si intenta coger la golosina menos sabrosa, tápala con el pie.

suelta

No te apresures en el proceso. Recuerda, les estás pidiendo mucho a tu perro. Si lo subes un poco y él está realmente luchando, vuelve al paso anterior.

Estas 5 señales son sencillas y pueden ayudarte a mantener a tu perro más seguro y mejorar tu comunicación con él. Vale la pena invertir un poco de tiempo y esfuerzo. Recuerda, el proceso lleva tiempo, solo debes iniciar las sesiones de entrenamiento de obediencia si dispones de ganas, energía y paciencia.